Archivo mensual: febrero 2007

La Torre Infiel

Torre EiffelEl famoso monumento parisino ha vuelto a estar presente en los medios a raíz del apagón-protesta de la semana pasada. Y eso hace que alguna gente sin mucha idea de francés hable de la torrecita tratando de adaptarlo, y claro, quedan cosas tan curiosas como llamarla Torre Infiel. Y que conste que a quien se lo oyeron no era una musulmana en pie de guerra santa, sino cristiana vieja, como se decía antes. ¿En el fondo estaría pensando que le era infiel a las compañías eléctricas? Quién sabe, a veces la gente dice inconscientemente grandes verdades…

3 comentarios

Archivado bajo Mazagatismos

Aberraciones del lenguaje ‘no sexista’ (V): más perlas de Rafaela Pastor

Por cierto, un inciso: le propongo a la señora Pastor que se cambie ese apellido porque es machista. Que se modifique la legislación para que todos los apellidos masculinos se puedan cambiar a femeninos. ¡Digo!

Ahora sigo con las perlas extraídas de sus declaraciones a 20 minutos.

(…) lo que no se nombra no existe. El lenguaje no visualiza a la mujer. Es una cuestión de justicia. Las palabras expresan pensamientos y sentimientos, por eso no debería ser denigrante para el 52% de la población mundial.

¡Cuanta densidad de sinsentidos por centímentro! Si lo que no se nombra no existe y las palabras están nombrando pensamientos y sentimientos que no nos gustan, entonces vamos a borrar esas palabras, que los sentimientos machistas desaparecerán como por arte de magia. ¿Eso es pensamiento mágico o me estoy engañando? Hace falta ser ingenua. Por cierto, a ella le parece denigrante… pero asumir que su opinión es la de todas las mujeres del mundo me parece demagógico.

Sobre que tendría que desaparecer coñazo (al principio del artículo se menciona que curiosamente algo bueno es cojonudo y algo malo un coñazo), quisiera resaltar algo que como hablante de gallego siempre me ha llamado la atención y llenado de orgullo: en esta otra lengua romance, se usa el sexo femenino con un sentido figurado más positivo y decir que algo é a cona, es que es muy divertido, y no existe eso del coñazo. Sí que revela sexismo este aspecto concreto del idioma castellano, pero confundir el síntoma con la causa y pensar que eliminándolo se acaba con el machismo es un gran error.

Lo que es soprendente es que quiera purgar ligona. Yo jamás he oído esa palabra usada peyorativamente ni siquiera con el más ligero matiz de diferenciación con ligón. Esto me lleva a pensar que si ella me quita una palabra que yo no considero que exprese el más mínimo sexismo, aunque partiera de la aceptación de las premisas ideológicas de que el lenguaje puede ser sexista, estaría siendo violentado en mi derecho a utilizar una palabra que pertenece a mi idioma. Así que es un peligro más de esta insensatez de la purga del lenguaje. ¿Dónde van a poner el límite? ¿Se hará votación popular para que las mujeres decidan cada mes qué nuevas palabras les sientan mal? Al final no quedará ninguna, ya lo veréis. Y, claro, luego vendrán todo tipo de colectivos (personas de otras razas, determinadas profesiones, etc.) que se verán ofendidas por sustantivos, adjetivos, refranes… y al final hablaremos con números como los ordenadores, que son mucho más políticamente correctos. Y si no, al tiempo.

4 comentarios

Archivado bajo Violencia de género

Aberraciones del lenguaje ‘no sexista’ (IV): la RAE se une al enemigo

Lo más alarmante de toda la noticia que vengo comentando está en el siguiente párrafo:

La RAE está implicada

La Real Academia Española (RAE) está trabajando para conseguir que se asuma como norma el lenguaje no sexista, según aseguró a mediados de enero la ministra de Cultura, Carmen Calvo.

El título es genial, por lo -supongo que involuntariamente- crítico y peyorativo del término implicado (sí, ciertamente mucho de esto me parece casi un crimen).

Por lo demás, creo que me estoy enamorando de esta ministra. En serio.

Como eso se lleve a término creo que directamente voy a apostatar del idioma castellano. De momento voy a crear la nueva categoría de Lengua disidente para ir atrincherándome en este blog contra la que se nos avecina. 😉

Deja un comentario

Archivado bajo Lengua disidente, Violencia de género

Aberraciones del lenguaje ‘no sexista’ (III): La violencia

(Sigo comentando la noticia del 20 minutos de hoy, página 9 para el que lo quiera buscar, titulada ‘Jóvenas’ andaluzan piden el fin del machismo lingüístico.)

Por lo visto el Ayuntamiento de Córdoba ha lanzado una campaña denominada El lenguaje sexista: ¡¡¡Otra forma de violencia!!! Y eso me parece muy fuerte, porque equiparar como violencia la física y psicológica, con una existencia de palabras en un diccionario con un género determinado, me parece insultante para las mujeres que sufren la violencia de verdad. Penoso, señores (y señoras). Según la definición de violento del DRAE, lo que sería realmente violento es este invento del lenguaje no sexista (de ahí también el título de la sección que en este blog se denomina Violencia de género):

adj. Que está fuera de su natural estado, situación o modo.

Es decir, ellos sí que violentan el lenguaje, sacándolo artificialmente de su modo natural.

Del resto de significados que da el diccionario me cuesta encontrar alguno que justifique que esto del lenguaje llamado sexista sea una forma de violencia. Insisto en que lo que es violento y sexista es el ser humano, y no el lenguaje. ¿La palabra matar es violenta? Será violenta una persona que diga te voy a matar, y ahí está generando él la violencia, no la palabra. El caso del sexismo es igual.

Según Rafaela Pastor, impulsora de esa campaña, y lideresa (sic) del Lobby Europeo de Mujeres, la palabra zorra tendría que desaparecer por machista. La palabra zorra no nació siendo un insulto, y si los hombres la conviertieron en ello, se debería impulsar campañas contra los insultos, no contra las palabras usadas en sentido figurado como arma de violencia verbal. Me pregunto cómo habrá que llamar a la hembra del zorro si le hacen caso a esta señora… ¿Se inventarán algo como zorresa? En ese caso, al día siguiente, habrá hombres llamando zorresas a las mujeres. Es algo tan absurdo esto de querer acabar con los estigmas sociales purgando un diccionario…

7 comentarios

Archivado bajo Violencia de género

Aberraciones del lenguaje ‘no sexista’ (II): Las paladinas

La noticia a la que hacía referencia anteriormente publicada por 20 minutos habla de un grupo de jóvenas (sic) andaluz (¿Colectivo de Jóvenas -y ¡dale!- Feministas?) que promueve acabar con el machismo que según ellas existe en el lenguaje. Por lo visto el machismo consiste en que existan dos géneros. Igual prefieren un idioma como el inglés, sin distinción de género.

Así, en una propuesta bastante chusca abogan por introducir palabras como marida, lideresa, miembra… La primera me parece simplemente acomplejada porque pretende apropiarse del término masculino como si ese fuese el bueno. En el par marido-mujer, alternativo al más homogéneo esposo-esposa, no veo problema para cambiar mujer por marida. Sería preferible apostar por hombre-mujer en lugar de crear un engendro transgenérico como marida.

En cuanto a lo de lideresa me parece estupendo y lo raro es que no esté admitido, pues está formado según las reglas al uso en el castellano cuando se adaptan extranjerismos, o al menos eso me parece a mí.

Lo de miembra sin embargo me parece penoso. De ahí a pedir que todas las palabras que sólo existen en masculino, porque ese es su género por herencia del latín por lo general, se trasformen a femenino hay un paso. Y ya puestos, que todas las femeninas se hagan masculinas, digo yo, si se trata de igualitarismo consecuente. Así diremos que un señor es el cabezo de familia, por ejemplo. 😀

2 comentarios

Archivado bajo Violencia de género

Aberraciones del lenguaje 'no sexista' (I): El concepto

Viendo hoy una noticia escalofriante aparecida en el gratuito 20 minutos, me he decidido a abrir un nuevo frente y ganarme unos cuantos amigos más, bueno, en este caso unas cuantas amigas. Ya hace tiempo que vengo alucinando con el progreso de lo que han venido a denominar lenguaje no sexista, que podríamos englobar en otro invento aún más amplio: el lenguaje políticamente correcto.

Con este post quiero iniciar una serie en la que iré denunciando las aberraciones que a mi entender se están cometiendo en nombre de esta cosa del lenguaje no sexista. Y para empezar atacaré al mismo concepto.

En mi humilde opinión de hombre, seguramente criado en el machismo más absoluto y en el patriarcado más cegador, no cabe hablar de lenguaje sexista o no sexista, porque el sexismo a quien afecta es a las personas. Es ahí donde lo encontramos, por desgracia. Por tanto una palabra o un uso gramatical o semántico no podrá ser sexista, sino que lo que será en todo caso sexista será su uso por parte de personas con mentalidad machista, por ejemplo. Además, el idioma recoge palabras racistas, machistas, y de todos los -ismos imaginables, porque es su función, y no cabe expulsar palabras del diccionario porque no nos gustan lo que expresan: es algo de locos y creo que nos haría un flaco favor.

El delirio al que nos lleva la progresiva aceptación de la hipótesis de que existe un lenguaje sexista (o de que existe sexismo en el lenguaje) nos lleva por un camino absurdo y en mi opinión, socava los cimientos del propio lenguaje, insertando aberraciones como las que comentaré en esta serie y que me permitirán ampliar mi opinión con ejemplos concretos.

Para empezar, tenemos la cada vez más frecuente duplicación de todo nombre o adjetivo plural que tenga dos géneros. Así se parece querer extinguir el género neutro plural, dando por hecho de que es un síntoma o incluso causa de sexismo. ¿Qué ganamos diciendo amigos y amigas cuando antes se englobaban ambos sexos en el neutro amigos? Hay quien llega a decir que los que deberíamos quejarnos somos los varones puesto que no tenemos una forma que distinga cuando el grupo plural sólo está formado por hombres, mientras que las mujeres sí tienen su propia forma plural, diferenciada del neutro común.

Otra razón por la que me parece absurda esta moda de la duplicación o separación (¿la lucha contra el sexismo pasa por separar los sexos en el lenguaje, haciéndonos pensar siempre que por un lado están los hombres y por otro las mujeres, en lugar de unirnos todos en un mismo término compartido?) es que sustituye un supuesto sexismo por otro. Porque me diréis que el hecho de que preceda el amigos al amigas no es machista y absolutamente injusto…

Luego está los que prefieren la terrible arroba, creando engendros impronunciables como amig@s, en el cual también veo un sexismo horripilante, pues la ‘a’ femenina está encerrada por una asfixiante y enorme ‘O’ masculina.

También tenemos la opción ridícula y pedante hasta el extremo, de sustituir por términos sin distinción de género: así dicen progenitores en lugar de padres, personal docente en lugar de profesores, etc. Esto a lo que nos lleva, aparte de hacer los textos cargantes a más no poder, es a la extinción de las palabras proscritas. ¿Ya nunca podremos decir padres porque excluimos a las madres? ¿Ya nunca podremos decir abogados porque excluimos a las abogadas? …¡Dónde vamos a parar!

Creo que esta estrategia de depurar estalistamente el lenguaje de palabras y usos creados por el pueblo y fijados científicamente por los lingüistas, es un gran error, que sólo crea animadversión, molestia, incomprensión, sentido del ridículo ajeno, etc. entre las personas que denostamos el verdadero sexismo, el de las personas y sus acciones, y que dispersa esfuerzos que deberían dirigirse a una educación en valores de toda la sociedad, pero por vías con más sentido y que no destruyan y contaminen el lenguaje con aberraciones ideológicas de laboratorio.

(continuará)

9 comentarios

Archivado bajo Violencia de género

¿Qué está pasando con la tilde de 'sólo'?

¿Es paranoia mía o se está extinguiendo el acento diacrítico del adverbio sólo? ¡No hace mucho he leído un libro en el que no estaba acentuado ni uno solo sólo (Libros de Sangre, vol. 2, de Clive Barker, traducido por Pilar Ramírez Tello)! En los tebeos que suelo leer, de diversas editoriales, es rarísimo ver uno bien acentuado últimamente… En el Metro de Bilbao (tengo pendiente sacar una foto ahora que ya no está prohibido) llevan desde su inicio (más de 10 años a la fecha) cientos de carteles en el suelo que ponen “Rebasar solo con el tren parado” o algo así… con lo cual me pregunto si quieren evitar que los hombres entren a los vagones al mismo tiempo que alguna mujer… 🙂

Yo sospecho que este fallo es debido a que la gente se va vuelto más cómoda (además de más ignorante) y confían demasiado en los correctores ortográficos de los procesadores de texto. Y, claro, estos son muy malos diferenciando las palabras que se deben acentuar de las que no, cuando el acento es diacrítico, como es el caso entre solo/sólo.

20 comentarios

Archivado bajo Contaminación de masas, Otras patadas