Archivo mensual: abril 2010

Qué interrogante…

Según nos dice la Cadena Ser, en una cárcel de Bagdad se han practicado torturas.

No me queda más remedio que creerlo a la vista de la tortura, en este caso verbal, que ha practicado o, mejor dicho, perpetrado, el que leyó el teletipo y lo tradujo como Dios le dio a entender (mal).

El DRAE define claramente la interrogación como

1. f. pregunta.
2. f. Signo ortográfico (¿?) que se pone al principio y fin de la palabra o cláusula con que se pregunta.
3. f. Ret. Figura que consiste en interrogar, no para manifestar duda o pedir respuesta, sino para expresar indirectamente la afirmación, o dar más vigor y eficacia a lo que se dice.

y el interrogatorio como

1. m. Serie de preguntas, comúnmente formuladas por escrito.
2. m. Papel o documento que las contiene.
3. m. Acto de dirigirlas a quien las ha de contestar.

Vamos, que son cosas suficientemente distintas como para no ser en absoluto intercambiables.

Es más que probable que, traduttore tradittore, ese matiz se le escapase a quien trasvasó el término inglés “interrogation” (que puede traducirse bien por interrogación o por interrogatorio) y alumbró esta bonita frase:

Todos los prisioneros que fueron entrevistados describen los mismos métodos de tortura empleados durante las interrogaciones

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Otras patadas, Traduttore traditore

Edades peligrosas

El titular de El País habla de algo a todas luces trágico: la suerte de muchas niñas yemeníes casadas en edades sumamente tempranas, forzadas a mantener relaciones sexuales con sus maridos, incluso a los doce años de edad, cuando su cuerpo simplemente no está preparado, y que acaban falleciendo como consecuencia de los problemas médicos.

Eso sí, el titular ha hecho que la noticia sea aún más dramática. En lugar de decir:

Tras un aluvión de muertes, Yemen eleva a 17 años la edad mínima para casarse

Dice que:

Yemen eleva a 17 años la edad mínima para casarse tras un aluvión de muertes

Es decir, que si ha habido un aluvión de muertes, sólo puedes casarte a partir de los 17 años. Obviamente, si éste no se ha producido, entonces puedes casarte cuando te dé la gana.

Deja un comentario

Archivado bajo Gramática Dramática, Mazagatismos, Otras patadas

De juzgado… pero no de juzgar

De juzgado, pero de guardia, es la patada preposicional que pega el titular que ilustra este corte de audio de la web de la Cadena SER citando (mal) al ex-Presidente del Gobierno Felipe González, cuando pone en su boca, con comillas y todo, que:

“De lo que juzgan a Garzón no es de un delito de prevaricación”.

En efecto. En primero lugar porque aún no lo están juzgando sino que se está instruyendo una causa que puede llevar a que sea juzgado, lo cual, procesalmente hablando, no es lo mismo (otra cosa es qué opinión nos pueda merecer el asunto, pero ese es un tema bien ajeno a este blog). Pero en segundo lugar, y vamos a nuestra particular galería de los horrores, porque no se juzga a nadie, ni siquiera a jueces famosos, de algo sino por algo.

Justo es decir que en el corte de audio, Felipe Gónzalez no dice ese espanto citado más arriba sino, muy correctamente:

“De lo que acusan a Garzón no es de un delito de prevaricación.”

Que es lo mismo pero no es igual.

Deja un comentario

Archivado bajo Gramática Dramática, Mazagatismos, Otras patadas